Mes: abril 2021

Gratitud por la gracia - Blog - Charles Swindoll

Gratitud por la Gracia

Existen algunas personas que hacen un gran esfuerzo para ocultar sus orígenes humildes. Con frecuencia pensamos que debemos enmascarar la verdad del pasado esperando que así las personas no piensen mal de nosotros, especialmente si el presente es mucho más respetable que el ayer. Pero la verdad es que cuando nos quitamos la máscara, generalmente la mayoría no se asusta; más bien se acercan más a nosotros. Y frecuentemente, entre más doloroso o vergonzoso fue nuestro pasado, mayor es el aprecio y el respeto que los demás tienen por nosotros.

Gracia Abundante - Editorial

Gracia Abundante

Me encanta la Biblia, y ¿sabe por qué? Porque es auténtica en todo. La vida de Job está haciendo envuelta por una niebla profusa, al igual que sucede con nuestra vida. En esta tierra no es verdad eso de qué «y fueron felices y comieron perdices». Esa frase no es más que un grandísimo cuento de hadas. Usted está viviendo de ilusiones si está esperando ser feliz para siempre en esta tierra. Por eso necesitamos gracia. El matrimonio no se vuelve más fácil, sino más difícil. Por tanto, necesitamos gracia para mantenerlo unido. El trabajo no se vuelve más fácil, sino más complicado, y por eso necesitamos gracia para conservar el empleo. La crianza de los hijos no se vuelve más fácil. Usted, qué tiene bebés de uno, dos o tres años, piensa que tiene una tarea difícil. Pero espere que tengan catorce, o dieciocho años. ¡Ahí sí que va a necesitar gracia!

Gracia que Salva - Blog Swindoll

Gracia que Salva

No sé cuál sea su situación ahora, o lo que está enfrentando hoy en día. Pero es muy posible que esté viviendo bajo la presión de las críticas negativas. Sé que eso es así si usted está en el ministerio. Es posible que alguien esté resuelto a«probar» algunas cosas acerca de usted, que usted sabe que son absolutamente falsas. Mi consejo es que aprenda de Pablo. Con una conciencia tranquila y consagrada a la verdad, deje su caso en las manos del Señor. Empiece por allí. El Juez de toda verdad le guiará en el segundo paso. No se rinda. No se detenga. No se diga a sí mismo que usted es la clase de persona que otros dicen que es. Si lo que están diciendo contra usted no es cierto, no lo crea. Confíe en que el Señor le dará la fortaleza y el valor para defender la verdad. Su gracia le ha traído con seguridad hasta aquí, y será su gracia la que le acompañará hasta el día en que parta de este mundo.