Blog: El Cimiento de la Iglesia

El Cimiento de la Iglesia

Siempre que nos propongamos a entender un tema o término bíblico, tal como la iglesia, debemos empezar en algún pasaje bíblico de referencia primaria. Nos ayuda preguntar: ¿En dónde aparece esta palabra por primera vez, y en qué contexto se la utilizó? Sorprendentemente, la primera mención en el Nuevo Testamento de la palabra iglesia no brota de la pluma del apóstol Pablo. Pedro no acuñó el término; ni tampoco ninguno de los otros apóstoles. Fue Jesucristo.

Ahora llamamos a esta asamblea singular de la que Jesús es la Cabeza, “la iglesia.” ¡Qué valioso es volver al origen de este término y examinar en serio su propósito! ¿Por qué estudiar su origen? Porque allí vemos el propósito de Dios.